Apuntes de software libre en Argentina

Antes de comenzar a escribir en esta sección quiero dejar en claro algunas cosas sobre mi posición al respecto.

Soy usuario de software libre y veo muchas ventajas en él. Sin embargo no soy ningún fundamentalista en el tema y soy consciente que la elección de la plataforma con la cual cada uno quiere (y le gusta) trabajar es algo personal y particular.

Sin embargo, si creo que es obligación de todas las partes informar adecuadamente sobre este tema y mostrar lo bueno y lo malo de cada plataforma, derribar los mitos y buscar que, cuando el usuario elegi la plataforma con la cual trabajar, tenga en sus manos toda la información (imparcial) posible.

Ahora, en el aspecto global, digamos, a nivel empresarial y estatal, la cosa cambia un poco, quizás a nivel empresarial no tanto, ya que so decisiones privativas de cada empresa, basadas (en mi experiencia) generalmente por motivos económicos, acuerdos, intereses y no tanto en motivos técnicos. En cuanto a lo estatal, entramos en un terreno mas intrincado ya que la discusión no debe centrarse en software libre vs. software privatico en si, ya que esto implicaría simplificar el asunto y alejarnos del verdadero problema de la tecnología al servicio del estado.

El punto importante a tratar cuando hablamos del estado es la propiedad del código que el propio estado utiliza para sus aplicaciones, la disponibilidad sin trabas de los formatos utilizados para su interacción con los contribuyentes y la portabilidad y compatibilidad de las aplicaciones que el estado crea para ser utilizadas por los particulares para el intercambio de información entre ambas partes.

En síntesis para que quede claro. No me preocupa si el estado compra un producto de, digamos, Microsoft, en tanto y en cuanto lo que compre sea el código del mismo y sea el propio estado quién tenga control y titularidad de ese código para poder revisarlo, modificarlo, ampliarlo, retocarlo, etc.

Obviamente, esto es posible 100% con software libre, de código abierto, con lo cual, esto suele provocar la simplificación de la discusión. Pero, ¿Qué pasaría si una empresa que desarrolla un código, a priori, privativo, se aviene a venderle al estado dicho código? ¿Se debe decir que no sólo porque la empresa es «diabólica» (RMS dixit)?

Por ende, basado en esta premisa, es que enfocaré los distintos artículos que vaya publicando en esta página.

Por lo pronto, he enviado mail de consulta a los integrantes del Senado de la Provincia de Buenos Aires sobre el estado de las cosas respecto del software libre y si se está haciendo lo declamado en distintos medios. A la fecha, aún no he recibido respuesta de ninguno de los contactados, supongo que estarán muy ocupados pensando en como solucionar los distintos y graves problemas que aquejan al estado provincial y, por ende, no tienen tiempo para leer y, mucho menos, contestar una consulta de un simple ciudadano a quién, según la Constitución, representan.

El mail que envié a dichos senadores es el siguiente:

Ultimamente estoy leyendo noticias sobre la (futura) adopción de software libre en el Senado Provincial. Específicamente se habla de la distribución Huayra, basada en Debian GNU/Linux.

No obstante, veo que la página web del senado provincial está desarrollada en ASP, lenguaje propietario de Microsoft, lo que implica que el resto de los componentes del (o los) servidores web oficiales están utilizando software privativo (MS Windows, IIS, ASP, MSSQL, etc.).

Por lo tanto desearía, como contribuyente y usuario de software libre, saber si existen planes para migrar dichos servidores a software libre (leáse, Linux, Apache, Mysql o PostgreSql, etc.) y en que estado de avance se encuentran las tareas de migración de las PCs de escritorio y servidores internos de dicha repartición, cómo así también todo lo atinente a los sistemas de uso y comunicación para con el contribuyente, lease, formatos libres y abiertos de documentos.

Esperando su pronta respuesta y agradeciendo desde ya la atención prestada, saludo a usted muy atentamente.

Dejo constancia que hubiera querido extender esta consulta al senador Hogan, Patricio, pero es imposible ya que no figura dirección alguna de mail para contactarlo.

Y dejo a continuación la lista de senadores a quienes se lo remití:

Oliva, Gustavo, Presidente Comisión (FPV)
Hogan, Patricio, Vicepresidente Comisión (Frente Renovador)
De Fazio, Alberto, Secretario Comisión (FPV)
García, Patricio Antonio, Vocal 1° Comisión (FPV)
Perez, Silvia, Vocal 2° Comisión (FPV)
Moretti, Marina, Vocal 3° Comisión
Fioramonti, Cristina Beatriz, Vocal 4° Comisión (FPV)
Baro, Malena, Vocal 5° Comisión (Frente Renovador)
Segovia, Patricia, Vocal 6° Comisión (Frente Renovador)
Coll Areco, Carlos Alfonso, Vocal 7° Comisión (Frente Renovador)
Moirano, Nidia, Vocal 8° Comisión (Unión PRO Peronista)
Lopez, Horacio, Vocal 9° Comisión (UCR)
Foglia, Omar, Vocal 10° Comisión (GEN-FAP)

y copia a: Contacto de la Comisión

Cómo se puede ver, dicha comisión es virtualmente unipartidaria, asi que quienes se enrolan bajo la bandera del software libre en la administración pública ya saben a que partido dirigirse cuando llegue el momento para exigir respuestas.

SaludOS/2

Acerca de DAX

Todavía creo en un mundo mejor y que se puede conseguir a través del diálogo pacífico y escuchando al que piensa distinto.

Una respuesta a “Apuntes de software libre en Argentina”

  1. Pingback: ¿Representantes? | Viviendo Utopías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.