¿Cuándo aprenderemos?

Hoy me desayuno con la noticia del accidente en la Panamericana, en el cual estuvo involucrado el hijo del periodista Eduardo Aliverti.

Pero no quiero aquí hablar sobre este tema, sino sobre lo que este tema ha desencadenado en las redes sociales por tratarse de un personaje público y, en este caso, cercano al gobierno nacional (hubiera sido lo mismo si involucraba a alguien de la oposición, vale aclarar).

Es preocupante (para mi) la baja calidad moral (por decirlo de alguna manera) de como nos comportamos como sociedad ante este tipo de situaciones. Por un lado, los adictos al régimen se llenan la boca defendiendo al victimario y su padre, dando explicaciones forzadas y, por sobre todo, haciendo lo que vienen haciendo siempre, desviando la atención del tema hacía otros personajes con frase tales como «peor es lo que hizo Cortés con los indios en américa», como si la culpa de otros en otros hechos excusara al defendido de su propia culpa.

Por el lado de quienes están contra el régimen, salen cataratas de insultos hacía el padre del acusado, como si él tuviera culpa en el hecho. Se le endilga su condición de adscripto al régimen, como si ésta, de por si, fuera la causa que terminó provocando tal triste episodio.

Pero nadie se detiene en el hecho en si, a nadie le importa la verdad y, mucho menos, la justicia. Todo lo que pasa en este país se transforma en una discusión estéril entre oficialistas y opositores que termina apartándose de la situación específica para llevar el tema central al olvido y dejar que suceda lo que siempre ocurre en nuestro país: nada.

Un ciudadano, alcoholizado (según las noticias) atropelló a otro ciudadano provocándole la muerte, tenía un algo indice de alcohol en su sangre (1.45 cuando el máximo pemitido es 0.5) y que alguien que causa este tipo de hechos, al día siguiente se encuentre en libertad. Nadie cuestiona que la legislación le otorgue libertad a quienes llegan a esta situación.

Todos están mas preocupados en insultar al otro, a mostrar que «ellos» son peores que «nosotros» pero a nadie le preocupa el «todos».

Asi estamos.

SaludOS/2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.