El porque Editorial La Ley factura los aranceles de Nic Ar

El pasado día 6 de junio de este año, el sitio infotechnology  entrevisto al Sr. Gabriel Brenta, director de la Dirección Nacional de Registros de Dominios de Internet, entrevista en la cual el citado funcionario explicó el porqué Editorial La Ley factura los aranceles de los trámites ante Nic Argentina. (Vale destacar que dicha consulta le fue efectuada en base a la nota publicada en este blog hace semanas atrás).

Reproduzco aquí la parte correspondiente de la nota:

¿Todo el dinero que reciben por los registros se reinvierte en NIC Argentina?

Si, se reinvierte en NIC. Hay mucha inversión en equipamiento, en recursos humanos y en especialistas.

Varios usuarios se preguntaron porqué aparece la editorial La Ley como ente que factura por NIC Argentina, ¿por qué es así?

Tiene que ver con una dinámica propia que existe por la ley 23.412 que utilizan muchos organismos, el Boletín Oficial también lo utiliza y usamos sus servicios para todos los dominios que estén de alta. La Ley factura por nosotros efectivamente, es un tema técnico complejo, pero está regulado.

Entonces, a priori, está aclarado el porqué la facturación de Nic Argentina, es emitida por Editorial La Ley. Sin embargo, me quedan, aún, algunas dudas al respecto.

Si bien es cierto que Editorial La Ley ha formado con el gobierno nacional una figura llamada Ente Cooperador en función de lo establecido por la ley  23.283 de 1985, esta ley establece que dichos convenios sólo pueden ser celebrados por la Secretaría de Justicia de la Nación (Dependiente del Ministerio de Justicia).

Entonces, bien, respecto a  la impresión del Boletín Oficial en si misma, dicho ente cooperador estaría dentro de lo normado por la citada ley, aunque no estoy tan seguro hoy en día, ya que el mismo depende de la Secretaría Legal y Técnica de la Nación, que a su vez depende en forma directa de Presidencia de la Nación. Esto es, no es una repartición oficial integrante del organigrama de la Secretaría de Justicia, por lo cual, si alguna vez estuvo comprendida dentro de los alcances de dicha ley, hoy, al depender de otra Secretaría, queda excluida de dicho alcance.

Si bien, la ley 23.283, original fue dictada para comprender  a la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios, se han efectuado varias modificaciones para ampliar su alcance, pero, en lo que he podido ver, en todas las modificaciones realizadas, siempre se hace referencia a la jurisdicción de la Secretaría de Justicia de la Nación.

Por otro lado, si nos detenemos en la primer pregunta que se le hace al Sr. Brenta, el mismo responde que todo el dinero recaudado por los registros se reinvierte, siendo que la existencia del Ente Cooperador impone ciertos costos (hasta un máximo del 10% de la recaudación neta por aranceles, según la ley 23.283 como retribución al organismo público o privado que presta el servicio), los cuales no son claros ya que no hay información al respecto.

Entonces, para concluir, creo que aquí se ha recurrido a una ley tomada de los pelos para justificar lo que en otros ámbitos se llama «contratación directa», producto de un mal constante que aqueja a legisladores (y sus asesores) y funcionarios: El copiar y pegar a la hora de redactar las leyes que rigen los destinos de nuestra nación.

Espero que algún día, nuestros funcionarios públicos adquieran un poco de sentido común e inteligencia para leer, releer y verificar lo que firman y usan en su favor para, asi, no dejar huecos en sus actos de gobierno y nos brinden la tan mentada transparencia de los actos públicos establecida por nuestra Constitución Nacional.

SaludOS/2

Acerca de DAX

Todavía creo en un mundo mejor y que se puede conseguir a través del diálogo pacífico y escuchando al que piensa distinto.

2 respuestas a “El porque Editorial La Ley factura los aranceles de Nic Ar”

  1. Supongamos que de los 3 millones de dominios que Nic.ar alguna vez dijo que tenía registrados quede solo 1 millón.
    Eso va a representar un ingreso de 160 palos anuales.
    Supongamos que nic.ar tenga 200 empleados (que no se donde se apilarían) que en promedio nos cuesten, pongamoslé, 25 lucas mensuales incluyendo cargas sociales y toda la bola.
    Son 65 palos al año.
    ¿95 palos para reinvertir en hardware?
    ¿Estamos armando la Internet 3 y no lo quieren dar a conocer, acaso?
    Sigo pensando que Nic.ar se convirtió en la caja chica de Presidencia.

  2. Javier: releyendo la respuesta de Brenta: «Si, se reinvierte en NIC. Hay mucha inversión en equipamiento, en recursos humanos y en especialistas.»
    Aviones, valijas, balanzas para pesar los billetes, pasaportes, casas quintas, etc. Es mucha guita que hay que invertir.

    SaludOS/2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.