Involución

En todo este tiempo en el que estuve sin escribir en este blog han pasado muchas cosas, demasiadas. El país cambió radicalmente, con todos sus defectos, iba hacía un sistema republicano y democrático y, de un plumazo, gran parte de la población decidió que lo mejor era volver a un sistema tendiente a la autocracia, personalista, prescindente de la libertad y de las instituciones. Veremos que nos depara el futuro.

A tono con este cambio, nuestra capacidad de asombro se ha vuelto a ver superada al leer (o escuchar) los juramentos de los nuevos diputados de la nación, quienes, a estar altura de la vida del país, deberían replantear el nombre de la cámara y, de una vez por todas, quitarle el título de «honorable».

Por ello, simplemente me voy a remitir a transcribir los juramentos de los nuevos diputados para que cada uno piense lo que desee pensar, dejando aclarado que se transcribe la versión taquigráfica de la sesión correspondiente a la jura.

Sr. Rodríguez Saá.- Por la juventud peronista y el pueblo argentino, sí juro. (Aplausos.)

Sr. Fernández (H.).- Por los perseguidos, los vilipendiados, los humillados y por todos los caídos a lo largo de estos doscientos nueve años de lucha por la liberación nacional, sí juro. (Aplausos.)

Sra. Uhrig.- Por Perón, por Evita, por Néstor, por Cristina, por los derechos de las mujeres, por las personas con discapacidad, por nuestros adultos mayores, por mis compañeros, por el pueblo argentino que la está pasando mal y por mi querido pueblo de Moreno, sí juro. (Aplausos.)

Sr. Fagioli.- Porque en la Argentina no haya un solo pibe sin comer, por
los humildes de la patria y por la patria grande, sí juro. (Aplausos.)

Sr. Alderete.- Por los trabajadores, por los pueblos y naciones originarios, por René Salamanca, por “Gody” Álvarez, por el PCR, por Otto Vargas y Clelia Iscaro, por mi gloriosa Corriente Clasista y Combativa, por los movimientos sociales llamados “Los Cayetanos”, por los treinta mil detenidos  desaparecidos y por los asesinados en la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001, sí juro. (Aplausos.)

Sr. Koenig.- Por la militancia organizada que se pone la patria al hombro, por los humildes que son los que más sufren las injusticias, por el peronismo que sería el hecho maldito del país burgués, por las treinta mil estrellas que desde el cielo iluminan nuestro camino por la liberación, sí juro. (Aplausos.)

Sra. Montoto.- Por Alberto y por Cristina, por cada uno de los habitantes
en la Argentina, por mi Santiago del Estero, en la cabeza de mi  gobernador que me enseñó que con militancia y responsabilidad se puede cambiar el destino de esta patria desde la política, sí juro. (Aplausos.)

Sra. Brawer.- ¡Por nuestros docentes, por los argentinos que están sufriendo, por les que siempre luchan, porque vivir sólo cuesta vida, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sra. Gaillard.- ¡Por la memoria de Néstor, por Cristina, por Alberto, para que nunca más se vulnere la Constitución y el Estado de derecho para perseguir políticamente a opositores; por todos los opositores detenidos, por los 30.000 detenidos desaparecidos, por una nueva ley de cannabis medicinal que calme el dolor a miles de familias que hoy no pueden acceder al tratamiento, y por los derechos de la mujer, que sea ley, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sra. Spósito.- ¡Por la lucha de las mujeres, por la lucha de los pueblos originarios, por todo el pueblo argentino y por un país libre, soberano, feminista para nuestros hijos, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sr. Vivero.- ¡Por el mandato que nos deja la memoria de Néstor, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sr. Bogdanich.- Desde Santa Fe, para todos los argentinos, para hacer una conducción correcta, ¡sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sra. Mounier.- ¡Por los trabajadores y las trabajadoras de mi Patria, por nuestras abuelas, nuestras madres y nuestros 30.000 hijos e hijas; por los feminismos populares, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sra. Yutrovic.- ¡Por la recuperación de la industria nacional y de la fueguina; por mi patria chica, Tierra del Fuego y su causa inclaudicable: la recuperación de Malvinas; y porque seamos capaces de sacar a los seis de cada diez chicos y chicas argentinas que están en la pobreza, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sr. Ameri.- ¡Por Perón, por Eva Perón, por Néstor Kirchner, por Cristina y por los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sr. Guevara.- ¡Por la gloriosa Juventud Peronista, sí juro! (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Sra. Stilman.- Por una República de libres e iguales, ¡sí, juro!

Sra. Frade.- Por la Constitución, la República, la independencia del
Poder Judicial y por mis dos maestros políticos, Alfredo Bravo y la
humanista Elisa Carrió, ¡sí, juro!

Luego de leer esto, entiendo porqué estamos como estamos. Gente que antepone la ideología personal a los intereses del conjunto y lo expresa claramente al iniciar su gestión. Gente que, luego, solo aprovechará sus privilegios para acomodarse económicamente y traicionará su mandato vendiéndose al mejor postor.

Mientras nosotros seguimos estáticos, en silencio, haciendo el juego de los poderosos, permitiendo que todo esto suceda.

SaludOS/2

 

 

Acerca de DAX

Todavía creo en un mundo mejor y que se puede conseguir a través del diálogo pacífico y escuchando al que piensa distinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.