Normas, comunicación, lenguaje y lógica

A veces surgen esos pequeños momentos de Eureka, al pasar e inadvertidos pero que cuanto va pasando el tiempo uno cae en cuenta.

En esta ocasión surgió, como suele pasar, al pensar con otros, en un diálogo abierto, un intercambio libre de ideas, pensamientos, sin censura al menos adrede es decir en confianza.

Gran parte de los problemas surgen por falta de comunicación. Es que no por nada los conflictos es porque no nos entendemos. O más bien porque no compatibilizamos las ideas nuestras con la de los otros, es decir por falta de empatía.

Y ahí estaba yo dialogando con dos profesores. Ellos ya grandes, cansados y aburridos sin bozal, limitados por el hecho de tener que vivir en sociedad para subsistir en esta sociedad. Que la mayor libertad la encuentran en el aula.

Hasta que, inevitablemente, surgió el debate de lo absurdo de las normas. En si, las normas como método de control social, o «ordenamiento». Pero en si, una trampa, un engaño bien hecho (ya que muchos lo creen).

Y ahí surgió, aunque esperable de forma rápida, de en qué se sustentan las normas. Pues del lenguaje sin duda. Y el español, si bien rico, muchas veces muy ambiguo.

Pero entonces el lenguaje, como medio de comunicación, varía, cambia, se modifica. Lejos es de ser norma, recordemos que la norma más antigua y famosa es escrita en piedra y bajada de una montaña.

Y en sí el lenguaje tiene que ver con las experiencias del sujeto. Si uno dice naranja, para algunos será un color para otros una fruta. Ambas válidas y ambas incorrectas.

Ahí entra la lógica, en si lingüística y lógica formal. Normas del derecho y lógica…

Uno de estos profesores, ma’ que profesores, maestros de la informática, me dice ¿tenés 1 minuto? y agarró una hoja y una birome. Y ahí nomás anota, silogismos, proposiciónes, cuadro de oposición, en si argumentación, o más bien la lógica de las normas es decir la lógica deóntica. Todo se reduce a tan solo un 0 o un 1. Prohibido o permitido. Pero las normas es una moral codificada, de ahí -de lo binario- va al lenguaje, ambiguo y variante en si mismo, de ahí a la comunicación.

“Entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que entiendes, existen nueve posibilidades de no entenderse” -Desconocido

Es que en fin, las normas no son más que una mentira bien hecha, que muchos creen sin pensar. Necesarias, tal vez, de fondo un orden es necesario, de forma la imposición es preocupante.

Ahí estaba en el intercambio, en el debate, el descubrimiento, no de uno sino de ambos. Reforzando conceptos o con otros puntos de vista. Aprendiendo lo desconocido.

La falta de pensamiento lógico hace que descubrir algo parezca maravilloso, cuando debería ser lo más normal de cada uno de nosotros. La curiosidad como motor. ¡Eureka! hubiera dicho si en ese momento lograba entender lo que con el tiempo pude procesar de estos dos maestros que pasan inadvertidos e incomprendidos, que no son de esta época, que no encuentran un refugio donde poder hablar en libertad y que en cualquier momento que pueden intentan aprender y ensañar.

Estos profesores de informática, dejan su huella en el tiempo, como grandes genios son incomprendidos y poco aceptados, acá mi homenaje.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.